tendenze, Contract, albergo, ristorante,

El sector hotelero apuesta por la diferenciación a través de la tematización y la excelencia

España es un país donde se reciben cerca de 70 millones de turistas al año. Y los hoteles siguen siendo el alojamiento más elegido por los visitantes. Por ello, cada cierto tiempo las infraestructuras hoteleras necesitan una remodelación.

Para adaptarse a las nuevas tendencias, para mejorar el servicio ofrecido a los clientes y para situarse en la vanguardia del sector los hosteleros deciden recurrir a servicios Contract.

En 2016, muchos alojamientos han apostado fuerte por la exclusividad en sus instalaciones y, en concreto, en sus restaurantes –un servicio al alza en el sector-. Desde cocina mediterránea hasta cocina creativa y pasando por otros tipos como la italiana o la hindú, los restaurantes del sector hotelero buscan la distinción y la excelencia.

Los hoteles han entendido que la diferenciación es clave para competir en un entorno donde la oferta es amplia y diversa. Por eso, además de restaurantes étnicos, cada vez más encontramos instalaciones hoteleras totalmente tematizadas. Por ejemplo, en Barcelona ya hay instalaciones hoteleras dedicadas al mundo del juguete, al arte o incluso dedicadas ¡al pan! Al fin y al cabo en la distinción reside el éxito de muchas cadenas hoteleras.

Pero, ¿cómo se procede a la remodelación de un hotel? ¿qué hay que tener en cuenta?

Para la apertura, la gestión o la remodelación de un inmueble es imprescindible asegurarse de que los muebles, las instalaciones y los equipos (Furniture, Fixtures and Equipment), así como los suministros y los equipos operativos (Operating Supplies and Equipment) estén entregados e instalados de forma correcta.

La adquisición de materiales de gran calidad y la correcta instalación de equipos son fundamentales para la consecución de un inmueble que perdure en el tiempo.

Además, en un entorno competitivo como es el hotelero la calidad y la innovación en materiales e instalaciones marcan sin duda la diferencia. Los muebles, la decoración y la organización de los espacios en cada inmueble son clave para conseguir la excelencia, para desmarcarse de la competencia.

Los hoteles son espacios para el bienestar, la serenidad, el descanso y la distinción. Todos soñamos con sentirnos tan, o incluso más, cómodos que en nuestra propia casa cuando nos alojamos en un hotel. Toda instalación hotelera debería ser un lugar en el que el cliente desearía quedarse para siempre…