noticia_1

Los inversores eligen el mercado inmobiliario

La inestabilidad generada en las bolsas por el Brexit sitúa la inversión en vivienda como una opción rentable y de menos riesgo

Una de cada cinco viviendas en España se compró como inversión en 2015, según los datos de Servihabitat, publicados por La Vanguardia. El mercado inmobiliario se encuentra en un buen momento y los alquileres en ciudades como Barcelona aportan una alta rentabilidad a los propietarios. Además, por otra parte, la inestabilidad que el Brexit ha generado en las bolsas europeas ha reprimido a algunos inversores, que prefieren apostar por operaciones de menos riesgo como la compra de vivienda.

En este sentido, antes de comprar una vivienda como inversión es necesario tener en cuenta determinados aspectos como: el tipo de propiedad que se va a comprar, las expectativas de revalorización, la situación del alquiler y de las ventas en la zona o las características del inmueble (número de dormitorios, baños, acceso a parking, etc).

El asesoramiento antes de realizar una operación de compra en el sector inmobiliario resulta fundamental, si lo que se pretende es minimizar los riesgos y maximizar la rentabilidad.

Existen diversas opciones de inversión en el sector: la compra directa de un inmueble, la adquisición de deuda sobre activos inmobiliarios o, de manera alternativa, a través de fondos de inversión que inviertan en dichos activos.

Según Cinco días, en los últimos 15 años, la inversión inmobiliaria ha proporcionado una rentabilidad superior a la de cualquier otro activo, concretamente del 10,7% anual.

De hecho, recientemente el Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicos los datos que confirman que el precio de la vivienda libre subió un 3,9% durante el segundo trimestre de este año en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Por tanto, se confirma el buen estado del mercado inmobiliario español y las oportunidades que éste ofrece a pequeños, medianos y grandes inversores.